« El laberinto de sal | Inicio | La sal líquida puede limpiar el petróleo de la arena »

03/17/2011

Comentarios

irrama

Esta noticia deja claro la importancia de la sal en la vida humana y sobre todo en su alimentación y en la salud, porque una vida sin sal puede ocasionar la aparición de padecer alguna enfermedad, por ejemplo, como las citadas en el texto de este post...

A propósito de esto, conoces Sandra un cuento infantil titulado
"TE QUIERO MÁS QUE LA SAL" va sobre un Rey muy orgulloso de sus tres hijas y un buen día quiso saber cual de ellas lo quería más.
No te cuento más porque espero que un día lo publiques y nos lo expongas en tu blog salado... Es un cuento infantil muy corto y bonito y viene muy bien y muy a cuento porque está muy relacionado con la importancia de la ingesta de Sal en nuestra alimentación para tener una vida saludable...

Pero este pánico y preocupación de los japoneses por obtener sal es debido sólo por su ingesta o tendrá algo que ver también por creencias religiosas... me explico mejor...

En ciertas culturas asiáticas como la japonesa se suele emplear la sal en los rituales de purificación de personas y de lugares, así se puede comprobar en la práctica del sintoísmo.
En el Japón actual pervive la creencia de que la sal es una potente purificadora, particularmente la que se halla disuelta en estado natural en el agua de mar. La virtud protectora de la sal queda patente en las ceremonias sintoístas, cuyo culto es practicado por buena parte de la sociedad nipona. El sintoísmo es la segunda religión de Japón, por detrás del budismo zen. Es un sistema de creencias que tiene su origen en el país nipón y que se centra en la adoración a la naturaleza, cuyos elementos se consideran como divinidades. Se calcula que actualmente hay unos cuatro millones de seguidores del sintoísmo. Todavía hoy se mantiene viva la tradición japonesa de colocar a diario montones de sal en el umbral de la casa. La creencia indica que al hacerlo se purifica el hogar y se aleja de él a todo elemento perturbador.

tú que piensas... puede que esté también relacionado...

Me despido de ti
del mismo modo como acaba el cuento que te he comentado antes:

'TE QUIERO MÁS QUE A LA SAL'
porque sin ella no hay vida.

ENLACES DEL CUENTO:

Dos versiones diferentes... a ver cuál te gusta más...

El agua y la sal
http://www.todocuentos.net/salyagua.html

Te quiero más que a la sal:
http://www.mundoculturalhispano.com/spip.php?article3823

Alexandra

Desconocía este cuento, mucho menos sus dos versiones, pero esto suele ocurrir con los relatos que se transmiten oralmente. No sé cuál de las dos me gusta más, pero de algo estoy segura...
¡Tus comentarios sí que son la sal de este blog!

Los comentarios de esta entrada están cerrados.